La lactancia materna, seguro que esto lo desconoces.

La lactancia materna es uno de los puntos que más interesan a las futuras madres y por ello en este artículo vamos a contarte una serie de cosas que son muy importantes para la futura lactancia materna.

la lactancia materna

Todo lo que debes saber acerca de la lactancia materna.

El periodo de lactancia comienza una vez que nuestro bebé llega al nuevo mundo. Es cuando aparece el reflejo de succión en el bebé y este periodo de lactancia es largo, lo ideal es que se mantenga por lo menos un año. Son muchas las horas al día en las que las madres dedicamos a dar el pecho a nuestros bebés, por eso es adecuado establecer una serie de posiciones cómodas para la madre, y por otro lado para el bebé ya que una mala postura puede hacer ineficaz el acto de amamantar.

Lo más recomendable para la madre es que la zona de la espalda baja, las lumbares, se encuentren en todo momento perfectamente apoyadas. Es importante ir adquiriendo las postura que más nos convenga, ya que cada mujer presenta una fisiología distinta, pero es necesario dar con la correcta sobre todo para poder evitar lesiones y futuros dolores, y que el bebé pueda alimentarse cómodamente.

Una de las recomendaciones que damos a nuestras lectoras que aún dan el pecho a sus bebes en esos meses de lactancia y andan buscando varios muebles o sillas para ello… es que se compren una mecedora de lactancia para que les sea mucho más cómodo el dar el pecho a sus bebes en la lactancia.  Para ello en la web que os hemos dejado antes podéis ver los diferentes modelos de mecedoras de lactancia que han seleccionado en la web de mecedora.net para vosotras.

EL cuerpo del bebé debe encontrarse en todo momento cerca de la madre, casi estómago con estómago. La cabeza del bebé debe estar muy próximo al pezón de la madre, ofreciéndoselo al pequeño para que pueda mamar. La posición en este caso es importante porque una mala postura puede causar muchas veces sensación de dolor en los pechos de la mujer. Esta almohada proporcionará al bebé un plus de confort en los continuos momentos que comparte con su madre.

La cabeza del bebé debe estar perfectamente alineada con el resto de su pequeño cuerpo y siempre manteniendo una única orientación corporal de frente a nosotras, evitando cualquier tipo de posición que pueda resultar negativa para el bebé. El brazo de la madre debe estar firme aguantando en todo momento y controlando a su bebé, cambiándolo de brazo dependiendo del pezón que estemos usando en cada momento. La posición más común y sencilla es la de aguantar a tu pequeño con el brazo del mismo pezón del que esté mamando, orientando las piernas hacia el pezón contrario, es lo que se denomina posición de cuna.

Al principio, durante los primeros meses, cuando todavía el tamaño del bebé es muy reducido, podemos optar por la ayuda de una almohada, siempre que nos dispongamos a dar el pecho a nuestro bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar