Alimentación infantil, nuestra mini guía.

Aquí te dejamos lo que para notros sería una mini guía bastante completa de la alimentación infantil que deberías llevar con tu hijo. Como siempre estamos abiertos a interpretaciones y opiniones, que es como mejor se solucionan las cosas. Asique lee nuestra guía de alimentación infantil y danos tu opinión para empezar el debate 😉

alimentacion infantil

Esta es nuestra mini guía de Alimentación Infantil

El bebé, nuestro bebé que todavía se encuentra en el interior del útero materno, poco a poco se va desarrollando, preparándose para una vida en el exterior. Una vez que llegue el día del nacimiento, el bebé comenzará un periodo de lactancia, un periodo en el que se alimentará únicamente de la leche materna, el cual prolongará como mínimo durante un año. Es cierto que en muchos casos, el bebé no acepta la leche materna, con lo cual tendremos que escoger otra opción como es la leche o mejor dicho la lactancia artificial con lo cual conseguiremos que nuestro pequeño bebé tenga un desarrollo integral y adecuado en cada etapa de su primera etapa de vida.

Nuestro bebé a partir de los 6 meses de edad, comienza a necesitar otra serie de nutrientes a parte de la leche materna, es decir, a medida que van pasando las semanas, nuestro pequeño necesitará otro aporte diferente de alimentos con los cuales empezará con una dieta poco a poco más sólida.

Poco a poco en los primeros meses, en concreto a partir del cuarto mes, se van incorporando poco a poco diferentes hidratos de carbono, en forma de cereales sin gluten, al cual podremos incorporar una pequeña cantidad de zumo de naranja, portador de vitamina C, fundamental para el desarrollo del sistema inmunológico. Además daremos a nuestro bebé los primeros purés de verduras con pollo triturado.

Hacia el quinto mes desde el nacimiento se pueden incorporar diferentes papillas de frutas como plátano, pera, naranja y manzana aportando numerosos azúcares y vitaminas.

Durante el sexto y séptimo mes, ya podremos ir incorporando la ternera en la alimentación del bebé, a modo papillas. Al igual que empezaremos a administrarle cereales con gluten, como las galletas y el pan. Entre el octavo y noveno mes a nuestro pequeño ya le empezamos a dar algunos embutidos suaves como son el jamón York, pavo o queso fresco. Al igual que empieza a conocer los pescados blancos.

En el décimo mes de vida el huevo va incorporándose en la dieta en proporciones de una yema cada dos claras. En el mes 11 y 12 la dieta ya es mucho más variada ya que empieza con tortillas francesas, pastas e incorporando legumbres y verduras, además de una variedad más amplia de frutas. Más adelante se empieza a administrar los pescados azules, así como los primeros frutos secos.

Esto te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar