7 Momentos que jamás olvidarás con tu primer hijo

El tener un hijo es una de las experiencias más maravillosas de nuestras vidas, de eso no hay duda. Después de haber esperado su llegada al mundo durante unos 9 meses largos, por fin llega el día en el que los vamos a conocer en persona, sin contar esas veces que los observábamos mediante la imagen de un monitor en cada ecografía a la que asistíamos.

7 momentos que jamás olvidarás con tu primer hijo

Es verdad, que la mayoría de los recuerdos que quedarán en nuestra memoria sean los recuerdos y momentos felices y novedosos para nosotros con nuestro hijo, pero también es cierto que algunas experiencias no tan buenas se quedarán en nuestra memoria por el mal trago que nos hicieron pasar en su día.

Hemos realizado una recopilación de siete momento que sin duda serán inolvidable para ti y para tu pareja. Seguro que muchos de ellos te hacen sacar una sonrisa por haberlos experimentado en vuestras propias carnes.

En primer lugar, ese momento antes de que llegue al mundo nuestro bebé. Esa primera ecografía que llevábamos tanto tiempo esperando, una ecografía que nos puede trasmitir tranquilidad al comprobar que nuestro pequeño se encuentra bien y se desarrolla según los plazos. Una instantánea que sin duda querrás mostrar a nuestros familiares y amigos cercanos.

El momento en que la pareja siente al bebé en el interior del útero, te hace darte cuenta de que el tiempo pasa, y que queda menos para verlo cara a cara. Nos referimos a los momentos de las pataditas del bebé, como se mueve en el interior del útero.

El calor del cuerpo del bebé al cogerlo en brazos, una sensación única para los nuevos padres, al igual que ese momento en el que el papá conoce por fin a su bebé y la cara de felicidad y alegría que inevitablemente muestra.

Lo de pasar una primera noche en vela, pero con una sonrisa en la cara, todo sea por el cuidado de tu bebé. Ya tendrás tiempo de dormir en otros momentos, son gajes del oficio. Por el contrario también tenemos ese malo recuerdo de que parece que nuestro bebé a dejado de respirar, pero no es así, nuestro bebé sigue respirando, pero a veces está tan tranquilo dormido que nos puede dar esa sensación horrible.

El olor es una sensación que quedará grabada para siempre, ese olor que deja el hogar cuando ha llegado el bebé.

Tal vez te interese leer esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar