15 semanas de embarazo – Hormonas y continuos cambios

Ya has llegado al cuarto mes de gestación y tu barriguita sigue aumentando día tras día. Es posible que en este punto todavía no hayas tomado conciencia del proceso que estás viviendo y todo te parece sacado de un mundo irreal. Si este es tu caso no te preocupes ya que durante las 15 semanas de embarazo es muy común percatarse de que vas a ser mamás cuando tu abdomen tenga un tamaño mayor y la ropa que siempre te gustó te quede estrecha.

Puedes sentir continuos cambios de humor, pérdidas de concentración, lapsus o miedos pasajeros entre otros síntomas. No debes perder la calma, ya que estos episodios son muy habituales llegados a las 15 semanas de embarazo, donde las hormonas y los cambios en tu cuerpo se encuentran a flor de piel. Seguiremos a tu lado una semana más conociendo las variaciones que se producen entrados en el cuarto mes de gestación.

15 semanas de embarazo

Semana 15 de embarazo

En las 15 semanas de embarazo tu bebé ya puede desplazarse libremente a través del líquido amniótico fortaleciendo de este modo su musculatura y su sistema óseo. En esta semana tu pequeño medirá unos 10 centímetros de largo con un peso de unos 50 gramos aproximadamente, por lo que su tamaño será similar al de un melocotón o un durazno. Sus ojitos se encuentran todavía separados aunque se van acercando poco a poco hacia la nariz y, aunque sus párpados permanecen cerrados, desarrollan una mayor sensibilidad a la luz. Durante las 15 semanas de embarazo

la piel es un poco más densa que en semanas anteriores sin embargo en estos días su color sigue siendo transparente y se pueden apreciar sus órganos y los vasos sanguíneos que recorren su cuerpecito.

Durante estas 15 semanas de embarazo sus rasgos están casi formados y se puede observar en una ecografía que su cuello ha seguido con su desarrollo y ya ha separado la cabecita del pecho. Los huesos son más fuertes debido a la acumulación de calcio aunque todavía en su mayor parte son cartílagos y por lo tanto realmente flexibles. Como curiosidad indicar que en esta semana tú bebé se divierte succionando los dedos de las manos y los pies, y además las heridas que se produzcan en esta semana se sanan sin dejar marca alguna debido a la capacidad de regeneración que poseen sus células.

Cambios que se producen en tu cuerpo en la semana 15 de embarazo

Como hemos visto, tu hijo ya puede moverse con total libertad a lo largo del útero, por lo que es posible que a partir de esta semana comiences a sentir pequeños movimientos y pataditas que en adelante irán adquiriendo mayor intensidad. Debido al aumento del volumen sanguíneo puedes sangrar ocasionalmente por la nariz, o por las encías cuando te cepilles los dientes. Has aumentado mucho de peso ¿verdad? Por lo que en la semana 15 puede ser que todavía tu embarazo no se detecte con facilidad, pero frente al espejo notarás una barriguita prominente que seguro te llena de orgullo y felicidad.

En la piel pueden aparecer lunares o manchas distribuidos a lo largo de tu cuerpo, es muy común y no representa ningún problema para ti ni para tu pequeño aunque, si aumentan de tamaño, es recomendable que acudas a tu médico para una correcta revisión. En tu barriguita es posible que veas brotar una línea de color más oscuro que va desde el pubis hasta el ombligo que se denomina “línea del alba” y desaparece después de dar a luz. Todas estas marcas se producen por el aumento de las hormonas que activan la melanina, por este motivo es importante protegerse del sol de manera eficaz, para así evitar enfermedades de la piel.

Cumpliendo 15 semanas de embarazo, se disparan las hormonas del cuerpo de forma más pronunciada que en semanas anteriores y el estado de ánimo variará considerablemente dependiendo de cada mujer, por lo que puedes tener sentimientos de euforia o bienestar mezclados con otros de depresión o tristeza. También puedes sentirte especialmente torpe y notas que las cosas te caen con facilidad u olvidas lo que tenías que hacer. Algunas mujeres en estado de gestación pueden sentir taponamiento nasal que se denomina “rinitis gravídica” y se produce por la inflamación de los cornetes nasales. Realizar actividades físicas periódicas combinado con una alimentación sana y equilibrada puede rebajar considerablemente estos síntomas durante las 15 semanas de embarazo, y conseguir que tu carácter se relaje y estabilice.

Tu imagen de las 15 semanas de embarazo

Pruebas médicas en la semana 15 de embarazo

Es de vital importancia una correcta supervisión médica en todo el proceso de gestación, para de esta forma garantizar tu salud y la de tu pequeño. Las pruebas médicas es la mejor forma de determinar que estamos dentro de unos parámetros físicos saludables y que todo marcha correctamente. Estas son las dos pruebas diagnósticas que debemos tener en cuenta entrados en el cuarto mes de embarazo:

  • Cribado bioquímico del segundo trimestre:

Consiste en un análisis de sangre en el que determinan los valores de la alfafetoproteína. Si esta molécula se encuentra en niveles altos en la sangre significa un riesgo mayor de cromosomopatías y es necesario confirmarlo con más pruebas ya que puede generar problemas severos para ti y tu hijo.

  • Triple test:

En algunas clínicas se realiza el denominado triple test entre la semana 15 y la semana 17 de embarazo, un análisis de sangre que tiene como finalidad determinar los niveles de las hormonas (BhCG y estrógeno placentario). Estas sustancias en niveles altos pueden producir malformaciones en el feto, aunque esta prueba ya no es recomendada por la sociedad española de Ginecología.

Estas pruebas o test pueden complementarse con otras adicionales como pueden ser análisis de sangre, la tensión arterial o ecografías entre otras. Lo importante es consultar con tu médico antes de realizar cualquier actividad que desconozcamos, y también estar en continua comunicación sobre cualquier síntoma extraño que aparezca para de este modo estés continuamente asesorada y segura.

Conclusiones de las 15 semanas de embarazo

Estás llegando a la mitad del período de gestación por lo que desde las 15 semanas de embarazo en adelante comenzarán cambios que van a afectar más directamente a tu organismo. Tu hijo seguirá cada día creciendo y desarrollándose hasta llegar al último mes que empieza en la semana 37, así que disfruta de lo que se viene de ahora en adelante ya que muy pronto un integrante más de la familia llegará a tu vida para llenarla de alegría y felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *