Viajar embarazada, una de las preocupaciones de toda futura madre. En este artículo te damos algunos de los mejores consejos para que puedas viajar embarazada sin tener que sufrir ningún daño ni tú ni tu futuro hijo.

Seguramente llegue el día maravilloso y esperado en el que nos quedemos embarazadas, un periodo largo de meses en los que sufrirás una serie de cambios significativos a nivel interno y externo. Un periodo en el que nos damos cuenta que con el paso de los meses, tenemos muchas más limitaciones y miedos  a la hora de movernos y desplazarnos. Esto no debe ser un problema catalogado como grave. Es evidente que cuando nos encontramos en un estado avanzado en el periodo de gestación nuestras limitaciones son más notorias, y que las recomendaciones médicas son un factor clave a tener en cuenta a la hora de someternos a un estrés físico como puede resultar un simple viaje. El momento más recomendable para poder realizar un viaje estando embarazada es el periodo comprendido entre las semana 12 y la 28. Antes o después de este margen puede resultar de riesgo para nuestro bebé.

A la hora de preparar nuestro viaje debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones que harán que tu viaje se convierta en una experiencia inolvidable y no se convierta en un mal trago lleno de momentos incómodos y perjudiciales para la salud de tu bebé y para ti.viajar embarazadas

Sigamos con los consejos para viajar embarazada

  • Es importante no llevar un equipaje de peso excesivo, seguramente tu pareja o familiares se encarguen de este trabajo de peso.
  • La alimentación y la hidratación son factores clave en un viaje. El agua es nuestro compañero ideal, ya que debemos permanecer hidratadas en todo momento y más si realizamos un viaje en periodos de altas temperaturas.
  • Debemos llevar con nosotros todas las medicaciones y complejos vitamínicos aconsejados por nuestro médico para encontrarnos de manera óptima y para que nuestro bebé se desarrolle de manera satisfactoria y correcta.
  • Es importante que evitemos realizar deportes de riesgo o con una exigencia física elevada, para eso ya tenderemos tiempo una vez que nuestro bebé llegue al mundo y crezca. Esto no significa que durante el embarazo no podamos realizar ejercicio físico, solamente debemos enfocar nuestra actividad pensando en nuestra salud y en la del bebé, y para ello existen muchas maneras de mantenernos en plena forma: trabajo de suelo pélvico, tren inferior y el trabajo en piscina son las actividades ideales y que además podrás realizar seguramente en los viajes que realicemos cuando estemos embarazadas.

También puede que te interese saber cómo borrar estrías en el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar