Saltar al contenido

Sueño del bebé, curiosidades y aclaraciones.

En este artículo del sueño del bebé te aclaramos dudas e incognitas acerca de las horas de sueño que necesita un bebé, si es bueno despertarlo, la razón por la que duermen tantas horas y muchas otras cosas, en el blog de embarazo semana a semana.

el sueño del bebé

Aclarando dudas acerca del sueño del bebé.

Nuestros pequeños bebés son seres que pasan el mayor tiempo del tiempo durmiendo. Eso es lo más normal y es algo de lo que no debemos tener preocupación. Aun así si debemos tener muy presente que debemos respetar esos momentos en los que nuestro pequeño se dispone a echar un sueñecito para no alterarlo y crear conductas que a la larga no serán de agrado ni para nosotros ni mucho menos para el estado de ánimo del bebé.

No existen cifras exactas al cien por cien sobre el total de horas diarias que debería dormir nuestro bebé, pero sí que existe una estimación, un margen de horas en las que lo normal sería que nuestro bebé dedicase a estar tranquilamente dormido. En los tres primeros meses de edad lo normal es que el bebé duerma entre 16 y 18 horas, es decir, casi todo el día. Entre los 3 y 6 meses el bebé dormirás más o menos 15 horas diarias. Entre los 6 meses hasta el año de vida es normal que duerman unas 14 horas repartidas durante el día. Y lo más normal es que a partir del año de vida el sueño se reparta entre unas 12 y 13 horas diarias. Como se ve reflejado, a medida que nuestro bebé va creciendo y desarrollándose dedica menos tiempo a dormir.

Esto varía en función del ritmo de vida de los padres y del ambiente en el que vivan. Debemos respetar lo máximo posible algunas pautas en nuestro hogar en las horas de sueño del bebé, así como bajar el volumen de la televisión, no hacer ruidos en el hogar, bajar el tono de voz en una conversación, etc. A veces es normal que nuestro bebé duerma más durante el día que en la noche, lo cual es un problema también para los padres, puede presentar algún tipo de trastorno en el sueño.

A veces es necesario intentar paliar esta situación durante el día, manteniendo iluminada la casa con luz natural y manteniendo la actividad en casa, con lo cual evitaremos largos periodos diurnos de sueño, consiguiendo que el pequeño descanse mejor por la noche. Nosotros debemos conocer una serie de síntomas o señales que nos advierten de que nuestro pequeño está cansado, está pidiendo dormir, como por ejemplo cuando se frota los ojos, arquea la espalda, muestra una carácter irritable con llantos incluidos y el más claro cuando bosteza.

Más noticias y aclaraciones de este tipo en nuestro blog de embarazadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar