35 Semanas de Embarazo, síntomas, contracciones y más.

35 semanas de embarazo ya y sigue la cuenta atrás. Ya eres une futura mamá que se encuentra en el octavo mes de gestación y a punto de cumplir el noveno mes, mes en el cual se producen una serie de síntomas internos, los cuales afectan directamente a cambios hormonales y órganos, así como síntomas externos, los cuales están directamente con el estado emocional de la mujer embarazada a las 35 semanas de embarazo. A continuación se ofrece una amplia información de especial interés para aquellas futuras mamás que se encuentren en el octavo mes de gestación, en concreto aquellas mujeres que estén en la semana 35 de embarazo.

semana 35 de embarazo

Semana 35 de embarazo

Esta información abarca diversos aspectos muy importantes, y que la futura mamá y el futuro papá deben tener en cuenta y conocer los motivos por los que suceden una serie de cambios y molestias, para poder llevar un embarazo, que encarrilla su fase final de una manera tranquila y sin preocupaciones excesivas. Estos aspectos son tanto a nivel de la mamá como a nivel del bebé, los cambios evidentes que se producen tanto en uno como en otro a nivel de tamaño, peso, son algunos de los temas a tratar. Importante también hacer un repaso a todos aquellos síntomas que suelen aparecer en la semana 35 de embarazo, muchos muy similares o iguales a los de semanas pasadas, pero que en esta semana pueden verse acentuados, dolores varios sobretodo en la zona baja del vientre en la mujer embarazada, la actividad física recomendable para la futura mamá a las 35 semanas de embarazo, así como las pruebas médicas a las que son sometidas las mujeres para comprobar que todo está correctamente y se desarrolla según lo previsto y según el calendario. Lo importante como mujer es que sepas que es lo que pasa y por qué sucede todas estas cosa ahora en el tramo final del embarazo.

35 semanas de embarazo síntomas:

En este periodo en el que se encuentra la mujer, un momento en el cual se acerca mucho al noveno mes de gestación, existen síntomas que perduran durante todo el embarazo y algunos nuevos o que se acentúan más notoriamente.

A muchas mujeres en este momento se les sobresale el ombligo debido a la presión interna existente en la zona del útero, y como consecuencia el ombligo sale para afuera, nada preocupante en absoluto, ya que una vez que el bebé sale al exterior, el ombligo vuelve a su sitio original.

A las 35 semanas de embarazo la mujer presenta algunos síntomas como que tiene alguna dificultad para respirar con normalidad, es algo normal que no debe preocuparnos en exceso, y es debido a que la inevitable expansión del útero hace que vaya ocupando el espacio perteneciente a los pulmones, lo cual hace que la capacidad pulmonar sea menos, es decir, la cantidad de aire que se introduce en los pulmones en más reducida. Son muy útiles los cursos de preparación al parto para subsanar estos problemas respiratorios.

35 semanas de embarazo

Otro de los síntomas que puedes comprobar a las 35 semanas de embarazo es la de tener un presión mayor en la zona de la vejiga, con lo cual la frecuencia con la que sueles orinar se ve incrementada notablemente.

El flujo vaginal se ve incrementado notablemente, pudiendo aparecer algún tipo de sangrado similar al del periodo de menstruación.

El ardor de estómago es muy común al igual que algunos problemas del aparato digestivo, todo ello debido al cambio hormonal a la que se ve sometida la futura mamá. Es común oír a una mujer decir que tengo 35 semanas de embarazo y me duele el vientre, y esto es debido a ese cambio hormonal q experimenta la mujer y puede llegar a sentir molestias continuamente.

Otro de los síntomas es el que muchas mujeres dicen que el bebé a las 35 semanas de embarazo y se mueve mucho. Esto es una realidad, ya que el bebé se muestra activo y es el momento del embarazo en el que se va encajando, se dispone a adquirir la posición fetal en la zona del cuello del útero, así que si tengo 35 semanas de embarazo ya puede nacer mi bebé, sin peligro, aunque bien es cierto que en las últimas semanas es mejor que el bebé termine de desarrollarse en el interior del útero para alimentarse y estar mejor preparado en la vida exterior.

35 semanas embarazoLa mujer embarazada experimenta también numerosos dolores de cabeza o también las conocidas migrañas.

El dolor de espalda es un síntoma evidente, ya que las 35 semanas de embarazo empiezan a pesar con lo cual la espalda de la mujer se va resintiendo ante la obligación de sostener tanto peso día a día.

La hinchazón es común tanto en miembros inferiores como tobillos y pies, así como en los miembros superiores como la cara y las manos.

El aumento del pecho es cada vez mayor, ya que el cambio hormonal actúa para que las glándulas mamarias de prepare para el periodo de lactancia después de parto.

A las 35 semanas de embarazo contracciones la mujer va a sufrirlas, debido a que son síntomas muy evidentes de que el periodo de gestación está llegando a su recta final.  Las contracciones aparecen con mayor frecuencia en esta fase, no tiene que significar que el bebé viene ya en camino, lo que si se debe procurar es, si son muy largas y demasiado frecuentes, asistir al médico para comprobar la situación y ver que todo marcha bien.

Cambios en la mujer embarazada de 35 semanas.

La mujer, a las 35 semanas de embarazo, experimenta una serie de cambios tanto a niveles morfológicos como a niveles emocionales que son más que evidentes. El cuerpo conoce que es el momento de ir preparándose para el momento del parto por lo que el útero comienza un periodo de dilatación lo cual facilitará notablemente la salida del bebé en el parto. El útero ha crecida más o menos unas 15 veces más que su tamaño original.

Las contracciones de Braxton Hicks son muy normales  a las 35 semanas de embarazo. Este tipo de contracciones tienen la peculiar característica de que no presentar ningún tipo de dolor, lo que si sucede es un endurecimiento de la zona del abdomen, el cual es algo temporal.

Debido a que el feto se va colocando en posición cefálica, la más idónea para que la salida al mundo exterior sea cómoda, la presión en la zona de la vagina y el bajo vientre se ve incrementado, con la consecuencia de que la mujer embarazada presenta mayor número de calambres dolorosos.

La movilidad de la futura mamá se ve cada vez más reducida, pero no por ello debe tener por rutina una día a día sedentario. Los paseos son importantes para dar movilidad al tren inferior.

Los cambios que sufre la mujer en cuanto al peso es otro punto que es inevitable. La mujer a las 35 semanas de embarazo. Es probable que la mujer haya adquirido hasta 13-15 kilos de su peso en estado normal. Lo cual una vez que haya dado a luz los irá perdiendo poco a poco.

También existen una serie de cambios a nivel emocional, como por ejemplo la sensación de angustia durante las últimas semanas de gestación se crean lazos todavía más fuertes con el bebé, y la preocupaciones y cuidados a veces se pueden convertir en manías que en realidad no tienen tanta repercusión como siente la mamá.

En ocasiones la aparición de náuseas y mareos en la mujer embarazada, tiene feto de 35 semanas la repercusión en ella de que no puede comer con normalidad y aparecen las preocupaciones de pensar que no se está alimentando correctamente el bebé.

Los cambios emocionales más fuertes que experimenta la mujer embarazada son aquellas situaciones en las que toca ecografía y poder comprobar que tu bebé está en perfectas condiciones y no padece ningún tipo de defecto.

 

Cambios en el feto a las 35 semanas de embarazo:

En este último tramo del periodo de gestación el feto o futuro bebé va poniéndose a punto para estar listo para su salida al mundo exterior. El único propósito del bebé es el de seguir desarrollándose y creciendo. Los cambios es cuanto a medida y peso son evidentes pudiendo alcanzar unos 48 centímetros y pesar alrededor de 2´7 kilos. La posición varía en esta semana ya que su cabeza se va encajando en la pelvis, colocándose para cuando llegue el momento. El cuerpo del bebé aparece ya con una especie de capa de tipo graso que aún mantendrá después del parto, la cual facilita que el bebé se deslice desde el cuello del útero al exterior cuando llegue el momento. Los órganos vitales van completando su desarrollo, lo pulmones se encuentran desarrollados hasta tal punto que un supuesto parto prematuro garantizaría que el bebé pudiera realizar la función de respirar. Los huesos ya se muestran más desarrollados y resistentes

Ejercicio físico y alimentación de la mujer embarazada:

Durante este periodo, a las 35 semanas de embarazo, estos dos criterios van de la mano. Es igual de importante para la futura mamá combinar un ejercicio físico saludable como una alimentación equilibrada sana, no por ello decir de que tenga que hacer dieta. Bien es sabido que hay alimentos que en cierto estado no son recomendables que sean tomados por las mujeres embarazadas, aún así el abanico de alimentos que sí se pueden tomar y se den tomar en muy amplio.

A Las 35 semanas de embarazo la mujer debe mantenerse perfectamente hidratada, la piel presenta mucha tirantez en la zona del vientre, pechos y piernas lo cual favorece la aparición de estrías, una buena hidratación de la piel te ayudará a combatirlas. Igual de necesario será una aportación de alimentos ricos en fibra, para favorecer la evacuación de las heces, ya que en el estado de la mujer en esta semana es muy normal la aparición de hemorroides debido a la presión del bajo vientre, lo cual es muy molesto y doloroso para la mujer.

La alimentación es crucial para la mujer ya que será la encargada de trasmitir los nutrientes necesarios al bebé, para que este crezca y se vaya desarrollando de una manera san equilibrada y correcta. Lo mejor es encontrar un equilibrio en la aportación de lípidos, glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales. La vitamina A asegura en el bebé un desarrollo visual correcto al mismo tiempo que las grasas vegetales intervienen en la formación de membranas celulares. Los ácidos grasos participan en el desarrollo del cerebro del bebé. El calcio es muy importante en la formación y desarrollo de los huesos. Las vitaminas son de vital importancia en muchas funciones del bebé, como por ejemplo la vitamina B9, conocida como ácido fólico imprescindible para evitar anomalías en la espina dorsal o un parto prematuro.

Existe una serie de alimentos catalogados como peligrosos:

Quesos que no estén pasteurizados, huevos (peligro de salmonela), café, té y alcohol muy desaconsejados, al igual que las carnes que no estén cocinadas.

En cuanto a la actividad física recomendada a la mujer embarazada en este último periodo es la de dar movilidad sobre todo al tren inferior, mediante paseos periódicos de no más de una hora de duración, descansando cuando le sea necesario. Los ejercicios que se hacen tanto en clases de yoga como pilates, así como en las clases de preparación al parto son en su mayoría para dar movilidad al suelo pélvico. movimientos y estiramientos con el fin de preparar la musculatura que se ve implicada durante el parto, con la finalidad de ayudar y facilitar a la mujer en el momento de dar a luz. Es sin duda de vital importancia para el periodo de postparto ya que los músculos se han visto expuestos a niveles de mucha tensión con lo cual el ejercicio previo ayudará sin duda a una regeneración posterior de tejidos y músculos.

 Pruebas médicas en la semana 35 de embarazo:

A las 35 semanas de embarazo, es muy normal tus visitas semanales al médico para comprobar que todo marcha según lo previsto. La consulta al las 35 semanas en el embarazoobstetra valdrá para comprobar la dilatación del cuello del útero así como su acortamiento, mediante una ecografía. Otra prueba típica y necesaria en las 35 semana de embarazo es la  de un cultivo vaginal y anal para detectar una bacteria llamada Streptococo agalactiae, la cual no es perjudicial para la mujer, pero sí fatal para el bebé en el momento del parto si está presente. Se vuelven a repetir analíticas de sangre para valorar la aparición de anemia

¿Tengo 35 semanas de embarazo cuantos meses son? Todo depende de que las cuentas se hayan hecho bien desde el día en el que nos hemos quedado embarazadas; pero si multiplicamos las 35 semanas por 7 días de cada semana nos salen 245 días que al dividirlo entre la media de 30 días de cada mes al año, nos saldría que estamos en el mes 8 aproximadamente… en cualquier momento puede llegar el bebe a no ser que seamos primerizas; ya que en algunas ocasiones se retrasa en las mujeres embarazadas de su primer bebe. Pero tal vez sea mejor que eches un vistazo a nuestra página interna en la que te explicamos varios métodos para calcular semanas de embarazo.

Si te ha parecido este articulo, también tenemos detallado con todo lujo de detalles las semanas que te quedan por delante; por eso en este momento tal vez te sirva de ayuda el continuar leyendo la semana 36 de embarazo.

Comparte en tus redes sociales.Share on Facebook11Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *