29 semanas de embarazo – Entrando en el último trimestre

A las 29 semanas de embarazo sabrás que has entrado al tercer y último trimestre de gestación; los cambios en tu cuerpo ya son muy evidentes y la impaciencia por poder conocer a tu bebé aumenta día tras día, como también aumenta la preocupación por su correcto desarrollo en esta etapa tan crucial. Quedan solamente 12 semanas para concluir este proceso de 40 semanas.

29 semanas de embarazo para ti

Semana 29 de embarazo:

A lo largo de esta semana podrás evidenciar las siguientes cosas:

  • El bebé ya pesa un cuarto de kilogramo más de lo que pesaba en la semana 28 (1.14 Kilogramos), mide aproximadamente 38 centímetros y tiene el tamaño de una ramita de apio.
  • Debes tener en cuenta que al llevar 29 semanas de embarazo el diámetro de su cabeza aún es mayor que el de su abdomen, por eso los bebés prematuros suelen presentar una cabeza desproporcionada con respecto al resto del cuerpo. Es en este momento que dicha desproporción entre cabeza y abdomen empieza a revertirse de manera gradual hasta la semana 35,  cuando el diámetro del abdomen logra superar al de la cabeza.
  • Ya en este punto tu bebé ya empezará abrir y cerrar los ojos que muestran el reflejo pupilar al ser ya sensibles a la presencia de luz (aunque aún no podrá ver mayor cosa debido a la ausencia de luz al interior del útero), quizás sólo podrá vislumbrar pequeños reflejos provenientes de fuentes de luz muy fuertes. la vista es el único sentido que él no podrá experimentar hasta el momento de nacer. Mientras tanto sus otros sentidos (oído, olfato, gusto) ya se encuentran en un estado avanzado de desarrollo.
  • La cabeza del bebé crece para contener el tamaño de su cerebro cada vez más grande; por consiguiente en las 29 semanas de embarazo necesita nutrirse cada vez mejor. Por esto es aconsejable que consumas suficientes proteínas, hierro, ácido fólico, Omega-3, vitamina C y calcio.
  • El consumo de calcio es esencial ya que diariamente 250 miligramos de este elemento se van depositando en su sistema óseo endureciéndolo, ya que a pesar de que sus huesos están plenamente desarrollados en este punto aún permanecen blandos y flexibles.
  • Su piel comienza a tomar un color rosa y se recubre por el “vérmix” (una sustancia de color blanquecino con función protectora) que a medida que pasan los días continúa aumentando.
  • Llevando ya 29 semanas de embarazo su aparato respiratorio continúa desarrollándose; los alvéolos  (originados en etapas anteriores) continúan su proceso de maduración aumentando la superficie de contacto con los capilares, aumentando la capacidad del pulmón para intercambiar oxígeno; también crece el número de bronquiolos.
  • 
En este momento la superficie del cerebro ya presenta la mayoría de los surcos principales en su estructura. Por otra parte, el sistema nervioso central continúa su proceso de maduración y es en este momento que el sistema de termoregulación del bebé empieza a funcionar de manera independiente al tuyo, es decir que adquiere el control de su temperatura corporal.
  • Es común que llevadas 29 semanas de embarazo los testículos continúen con el proceso de descenso desde el abdomen hasta el escroto en el caso de ser un niño mientras que si es una niña contará con 5 millones de ovocitos.
  • Otro cambio interesante producido está relacionado con la producción de glóbulos rojos: hasta este punto todos los glóbulos rojos de la sangre del bebé eran producidos en el bazo. Ahora, esta función será responsabilidad total de su médula ósea (tal como pasa en las personas adultas).
  • Desde esta semana de gestación, los movimientos de tu bebé en el interior del útero pueden disminuir debido a cada vez el espacio con el que cuenta es más reducido, sin embargo sentirás sus patadas con mayor intensidad.

29 semanas de embarazo

Cambios en tu cuerpo durante la semana 29 de embarazo:

  • Es normal que notes más volumen que antes en tu cabello, debido a la cantidad de hormonas sintetizadas durante el embarazo permitiendo al cuerpo retener cada cabello más de lo “normal” y en consecuencia pierdes menos cabello. Recuerda que existen 3 fases en el proceso de crecimiento del cabello: crecimiento, descanso y eliminación.
  • Durante el embarazo y algunos meses después, el tuyo pasa sólo por las fases de crecimiento y descanso. Posteriormente algunos meses después del parto, inicia la fase de eliminación y comienza a caer el cabello que tu cuerpo ha estado reteniendo durante nueve meses, así que es bueno que no te alarmes por la cantidad de pelo que vayas perdiendo, es algo normal.
  • Debido al crecimiento constante de tu bebé, notarás que desde las 29 semanas de embarazo ganarás más peso con el paso de los días (medio kilogramo aproximadamente por semana) y tu barriguita aumentará de tamaño aún más. Este aumento de volumen puede entorpecer tus movimientos y te hará sentir un poco más cansada y fatigada.
  • Es de esperar que tus pies se hinchen gracias a la retención de líquidos. También que sientas estreñimiento y acidez debido a que la progesterona (una hormona relacionada con el embarazo) relaja el tejido muscular liso, lo que puede provocar gases es especial luego de ingerir una cantidad considerable de alimento. Otra eventualidad que puede surgir son las hemorroides (venas hinchadas en el recto); estas son muy comunes durante el embarazo pero desaparecerán después de este.

El ejercicio en la 29 semanas de embarazo

información de las 29 semanas de embarazo


Consejos prácticos durante esta semana de embarazo:
  1. El cuidado de tu piel es algo que no debes descuidar en esta etapa; debes hidratarla dos veces al día como mínimo para prevenir la aparición de estrías debido al estiramiento de la piel por el crecimiento del bebé sumado al aumento en tu peso.
  2. Es natural que sientas un mayor desgaste con cada actividad por mínima que sea, por esto es recomendable que durante las 29 semanas de embarazo comiences a llevar una vida más tranquila reduciendo tú nivel de actividad diaria y evitar esfuerzos excesivos; realiza pausas frecuentes, en caso de estar sentada por cada hora, levántate durante cinco minutos para estirar tus piernas. En caso de estar mucho tiempo de pié intenta sentarte y descansar las piernas en alto con frecuencia con el fin de mejorar la circulación sanguínea.
  3. Y por último, en las 29 semanas de embarazo no olvides respetar tus horas de descanso, en especial las de sueño por las noches (8 horas al día, preferiblemente); procura evitar beber líquidos antes de acostarte para que la necesidad de orinar no interrumpa tu sueño. Tampoco olvides acostarte de lado con una almohada entre las piernas para disminuir la sobrecarga en tu espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *