26 semanas de embarazo – Las últimas novedades en tu cuerpo

Mamá hoy estamos llenos de felicidad por ti puesto que cumples 26 semanas de embarazo, empieza la cuenta regresiva y ya dentro de muy poco podrás tener a tu bebé de frente, podrás ver todos sus rasgos, tocar su naricita, besarlo, acariciarlo, consentirlo, colocarle su primera mudita, en fin… Es importante que sigas cuidándote como hasta hora, evitando toda actividad que pueda ser un riesgo para ti y tu bebé y por supuesto disfrutando cada día que tienes barriguita, porque aun con el peso y los cambios que representa es un motivo de orgullo para ti tenerla y cuando nazca tu bebé te sentirás extraña sin ella.

Nos alegra poder acompañarte durante estas 26 semanas de embarazo y queremos poder aportar un poco a las dudas que tienes, así que esperamos disfrutes este artículo y espacio que es especialmente diseñado para ti.

Semana 26 de embarazo:

Tu pequeño mide aproximadamente 23 centímetros para que te hagas una idea tiene el tamaño de una lechuga y pesa alrededor de 700 gramos, desde este momento su tamaño se triplicará hasta el nacimiento, además en esta semana se darán los siguientes avances:

  • Los rasgos del rostro se afinan y en una ecografía ya puedes ver todos los detalles de su carita hasta las cejas, además de las uñas de pies y manos. En este momento ya hace gestos con su rostro y chupa su dedo constantemente.
  • Tu bebé al cumplir 26 semanas de embarazo se coloca en posición fetal, es decir la cabecita flexionada hacia el tórax, las manos apoyadas en el pecho, las rodillas recogidas sobre su abdomen y los brazos flexionados. Aunque ya no tiene el mismo espacio que antes sigue moviéndose continuamente y está más activo que antes.
  • Con el pasar de las semanas el líquido amniótico que lo recubre se ha reducido para darle espacio al feto, por lo tanto se puede observar en la superficie del abdomen algunos movimientos que realiza.
  • Los nervios que recubren sus orejas se han desarrollado tan rápido que ha despertado mucha sensibilidad en esta zona. A partir de esta semana ya logra oír cuando dialogas con tu pareja y logra responder a los sonidos externos que llegan estirando las piernas o los brazos.
  • El sistema nervioso sigue avanzando, ya logra controlar la temperatura corporal y comienza a realizar movimientos propios de la respiración. Al cumplir 26 semanas de embarazo tu pequeño respira en ciertas ocasiones líquido amniótico, preparándose para cuando nazca.
  • Tu bebé necesita todos los nutrientes necesarios, ya que necesita acumular tejido adiposo o grasa bajo la piel, para poder ajustarse a la temperatura exterior y tener la suficiente energía durante los primeros días de vida.
  • Actualmente tu pequeño ingiere medio litro de líquido amniótico durante el día, ayudando a que el sistema respiratorio y digestivo siga desarrollándose.

26 semanas de embarazo

Cambios y síntomas en la 26 semanas de embarazo:

Tu útero mide 26 centímetros aproximadamente y a partir de ahora tu peso incrementará en promedio 360 gramos semanalmente, esto quiere decir que al cumplir los 9 meses lograras un aumento máximo de 10 kilos. En caso de aumentar de peso más de lo normal te aconsejamos que elimines harinas y azúcares, ya que después del parto será difícil recuperar tu peso normal.

Es factible que sufras de dolores de cabeza, espalda y piernas, estas son bastante frecuentes en esta etapa del embarazo, así que te recomendamos que descanses lo suficiente, sobre todo del lado izquierdo de tu cuerpo y que mínimo una vez al día durante 10 o más minutos levantes tus piernas y las recuestes sobre una pared para mejorar la circulación sanguínea. Es recomendable hacerlo todas las semanas, hasta las últimas, incluida la semana 40 de embarazo.

La presión sanguínea empieza a subir progresivamente llegando en las próximas semanas a los niveles que tenías antes de estar embarazada. También puedes tener episodios largos de estreñimiento, debido a que por las hormonas propias del embarazo tu sistema digestivo es más lento y el peso del útero comprime los intestinos y el recto; por ello te recomendamos que bebas mucha agua, consumas fibra y frutas como pitaya, ciruela y cereza que actúan como laxantes naturales.

En el último trimestre, incluida la semana 37 puede aparecer preeclampsia y aunque no es muy frecuente ya que solo un 7% de las mujeres lo padece debes estar atenta desde este momento si empiezas a ver borroso o con puntos negros al frente, además si sientes dolores de cabeza persistentes, hinchazón en la cara y las manos, además de un aumento de peso inexplicable por la retención de líquidos. En caso de que presentes los síntomas debes ir al médico de urgencias ya que detectarlo cuidará la salud del bebé y la tuya.

tu bebé durante la semana 26

Durante estas 26 semanas de embarazo puedes sentir inflamados los pies y aparecer estrías en el pecho y abdomen, por lo cual te recomendamos hidratar constantemente la piel con lociones corporales o aceites y beber bastante agua.

En el busto los pezones tienden a verse más oscuros y es factible que salgan bultos pequeños denominados glándulas de Morgagni, los cuales crean una sustancia para lubricar el busto y protegerlo de infecciones en el momento de lactar.

La necesidad de orinar aumentará al cumplir las 26 semanas de embarazo ya que el útero está oprimiendo mucho más a la vejiga y hace que pierda capacidad de almacenamiento. Para evitar que nos interrumpa el momento de descansar en la noche te aconsejamos que no consumas líquido antes de ir a la cama.

Puedes sentirte más cansada de lo normal y sentir que tu circulación cambia y el corazón da latidos muy rápidos; esto es bastante normal y hace que sufras mareos. Lo importante es que hagas pausas donde logres descansar y relajarte para disminuir estos cuadros.

Últimos consejos para llevar mejor esta semana 26 de embarazo

Recuerda que si estos síntomas impiden tu labor en el trabajo o vives en constante estrés puedes consultar a tu médico para que te revise y si es conveniente te dé una baja, ya que en este momento prima el bienestar y la salud tuya y de tu bebé.

Por último disfruta de cada patadita del bebé, sentir que responde tus palabras y estímulos no tiene precio, ya que entras en una comunicación constante donde primará el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *