Saltar al contenido

22 semanas de embarazo desde la gestación.

22 semanas de embarazo desde la gestación y ya son muchos los cambios que tu cuerpo ha experimentado... y muchos los que nos quedan por experimentar juntas; asique continuemos informándonos.
Hemos llegado a la semana 22 de embarazo y te encuentras un poquito más cerca de ese maravilloso momento que sin duda has reproducido en tu cabeza una y otra vez. Poco a poco te vas sintiendo mamá, tu abdomen sigue aumentando y puedes sentir más incomodidades que en semanas anteriores para llevar a cabo esas tareas diarias que hace no mucho las realizabas sin ningún esfuerzo. De todas formas, todavía en esta etapa puedes seguir disfrutando con tus amigos y familiares, salir de compras, ir a la playa e incluso a bailar en tu local favorito, siempre dentro de lo que tu cuerpo te permita por supuesto.

A través de la portada de nuestra web www.embarazosemanaasemana.net también podrás leer un pequeño guión semana por semana de los diferentes cambios que podrás experimentar con motivo de tu embarazo.

Nadie dijo que esto iba a ser fácil ¿verdad? Y es probable que mezcles la ilusión de ser mamá con momentos de tristeza o agobio. Piensa que es algo habitual en cualquier mujer ya que las hormonas de tu organismo se disparan cada día más produciendo en ti cierta desestabilidad emocional, así que si tienes que llorar hazlo con todas tus fuerzas porque seguro te sentirás mejor. Nosotros seguiremos a tu lado conociendo un poco más sobre los cambios que se producen en tu bebé y tu organismo tras 22 semanas de embarazo.

22 semanas de embarazo

SEMANA 22 EMBARAZO

En esta semana tu pequeño tendrá un tamaño similar al de un aguacate, en torno a los 20 centímetros de largo y unos 400 gramos de peso aproximadamente. Su forma es como la de un humano en miniatura y ya tiene un poco más definido los ojos, labios y cejas. La grasa del cuerpo todavía es mínima en estas 22 semanas de embarazo y poco a poco irá ganando lípidos para de esta forma poder regular su temperatura corporal.

En la semana 22 de embarazo el sentido de la vista sigue poco a poco mejorando y ya es capaz de sentir algunas exposiciones a la luz. Sin embargo el sentido que se desarrolla en esta semana es el del tacto y es muy habitual ver a cualquier bebé en esta etapa  jugando con su cordón umbilical. El sistema límbico que es la parte del cerebro que se encarga de las emociones sigue evolucionando, y puede sentir alegría, tristeza e incluso enfadarse aunque evidentemente de manera primitiva.

Las papilas gustativas están bastante desarrolladas y ya puede distinguir entre dulce y amargo. Sus movimientos son más constantes lo que le ayuda a fortalecer sus músculos y huesos de forma eficiente. Sus órganos sexuales se pueden diferenciar claramente por lo que podemos definir el sexo del bebé con una simple ecografía. Su piel es todavía delgada y rodeada del vernix caseoso, una sustancia que protege el feto del líquido amniótico.

 

CAMBIOS EN TU ORGANISMO TRAS 22 SEMANAS DE EMBARAZO

Nos encontramos en una semana con bastantes cambios en tu organismo y se produce toda una revolución en tu interior. Para empezar, el útero ya se encuentra ubicado en la parte superior de la cadera, y los huesos de la pelvis comienzan a ensanchase para poder dejar sitio al bebé en el momento del parto. La caja torácica amplía su tamaño para poder dejar espacio a los pulmones ya que, a medida que tu hijo crezca de tamaño, irá ocupando un mayor espacio en tu interior por lo que tu cuerpo se prepara para lo que está por llegar.

Casi nada ¿eh?, pues para acabar de darte malas noticias te indicamos que es probable que al cumplir 22 semanas de embarazo, tu columna vertebral en la parte baja se extiende hacia adelante para centrar el equilibrio del cuerpo a medida que tu pequeño aumente de tamaño. Este movimiento vertebral puede provocar el pinzamiento de un nervio que va desde la espalda hasta las piernas provocando calambres nocturnos debido a la presión que sufre la espalda. Estos cambios evidentemente, no tienen por qué producirse a la vez en 7 días, pero comenzarás de forma paulatina a partir de esta semana, variando su desarrollo en función de cada persona.

Si aún no te aparecen es factible que empiecen a crearse en la piel algunas manchas llamadas “máscaras del embarazo” por lo que siempre debes llevar la cara hidratada y protegida del sol. Si eres de las que sufren hinchazón en las manos y las pies, en esta semana no vas a mejorar sino más bien al contrario, aunque puedes aliviar la inflamación poniendo los pies en alto y aplicando geles especialmente diseñados para eso.

semana 22 de embarazo

CONSEJOS PARA TU BIENESTAR TRAS 22 SEMANAS DE EMBARAZO

Como hemos indicado, estas 22 semanas de embarazo están de cambios tantos físicos como psíquicos que pueden llegar a afectar a tu carácter sobre todo si no tomamos las medidas oportunas. Intenta realizar ejercicios diarios moderados que ayuden a fortalecer principalmente el área abdominal, las piernas y la espalda. Es importante también que fortalezcas los músculos pélvicos contrayendo la vagina y el ano de manera regular, esto te servirá en el momento de dar a luz y en los días posteriores al parto.

Realiza actividades con tus seres queridos que conlleven una actividad física moderada, como puede ser caminar por el monte, andar en bici o nadar en la playa. Esto te ayudará también a relajarte y evitar el estrés que tanto daña a tu pequeño, a la vez que compartes momentos íntimos que en adelante serán más complicado una vez que nazca el nuevo integrante de la familia. Duerme las horas que tu cuerpo necesite y evita cualquier actividad que te genere estrés o malestar.

Al cumplir 22 semanas de embarazo olvídate de otros líquidos industriales e ingiere en torno a los 2 litros de agua necesarios para, de esta forma ayudar a tu organismo a producir el plasma adicional que necesita tu cuerpo a la vez que hidratas tu organismo. Una forma muy sencilla de saber si estás bebiendo la suficiente agua es revisar tu orina, si sale casi transparente es que estás tomando el líquido suficiente. Recuerda que debes comer sano y equilibrado evitando dietas adelgazantes sin sentido, ni tampoco ingerir alimentos hipercalóricos que afecten a tu salud y la de tu pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar