Saltar al contenido

14 semanas de embarazo – Tu cuerpo se empieza a adaptar a los cambios

Han sido semanas de constantes cambios, tu bebé sigue creciendo de forma muy rápida, si miras hacia atrás te das cuenta lo rápido que ha pasado el tiempo desde que te enteraste que ibas a ser madre; seguramente vengan recuerdos como cuando le contaste a tu pareja que iba a ser padre, el momento en que también le dijiste a tu familia y amigos más cercanos, tu primer síntoma molesto de embarazo, la primera vez que te sentiste sensible… Todo ha sido un lindo camino que aún sigues recorriendo y hoy completas 14 semanas de embarazo, por eso queremos actualizarte en todo lo que ocurrirá:

14 semanas de embarazo

Semana 14 de embarazo:

Tu bebé en las 14 semanas de embarazo ya tiene el tamaño de un limón, mide aproximadamente 9 centímetros y pesa 25 gramos. Además queremos anunciarte la buena nueva y es que el cuerpo de tu bebé se encuentra formado al menos en su estructura básica, así que a partir de este momento solo le queda crecer hasta la semana 40 de embarazo

Sus riñones ya son capaces de producir orina y el líquido amniótico por el que está recubierto tu bebé se encarga de expulsarla. Además ya logra sentir las paredes uterinas y el líquido amniótico.

En cuanto a su rostro, sus músculos se han ido desarrollando a tal punto que ya logra chupar el dedo, hacer muecas y expresiones. A su vez los órganos encargados de los sentidos se perfeccionan cada día más, a las 14 semanas de embarazo tu bebé mueve los ojitos, en la lengua se sigue desarrollando sus papilas gustativas y su nariz empieza sigue avanzando.

Al terminar las 14 semanas de embarazo los brazos de tu pequeño se alargaran y serán proporcionales a su cuerpo, ya abre, cierra las manos y las lleva a su boquita; sin embargo sus piernitas no estarán desarrolladas completamente y su tamaño aún es disparejo. Su cuello ya se logra ver, ya que su cuerpo empieza a crecer más rápido que su cabeza. 

En cuanto a la piel cada vez es más gruesa, si pudieses verla de cerca podrías notar como un vello muy delgado y transparente llamado lanugo cubre todo su cuerpo; su función es proteger a tu bebé de movimientos bruscos y toda situación externa que pueda ponerlo en riesgo.

El sistema respiratorio de tu bebé muestra un gran avance también, sus pulmones ya efectúan movimientos, sin embargo el suministro de oxígeno sigues aportándolo tú por medio del cordón umbilical y la placenta. Igualmente día a día el corazón de tu pequeño bombea muchos litros de sangre hacia todo su pequeño organismo.

Imagen 14 semanas de embarazo

Cambios en tu cuerpo en 14 semanas de embarazo:

  • Si aún no has visto un aumento de abdomen significativo queremos contarte que en esta semana o la siguiente ya lo notaras, a partir de ahora pasas a una segunda fase del embarazo, más tranquila y estable.
  • Debido a que tus glándulas sudoríparas aumentan por los cambios hormonales, es común que sientas que estas sudando más de lo normal. Por tanto debes mantener una mayor higiene, ya que más allá de oler bien, tienes alto riesgo de contraer enfermedades en la piel e infecciones, así mismo te recomendamos comenzar a utilizar productos para Ph neutro, evitar baños con agua muy caliente y por largos periodos de tiempo.
  • El flujo vaginal en el embarazo tiende a crecer aunque no produzca normalmente olor, debido al aumento de sangre dirigido al cuello del útero y la vagina, sin contar el aumento de estrógenos.
  • Al empezar el segundo trimestre de embarazo comienzas a sentirte mejor, más enérgica que antes, tu organismo ha adaptado todos los cambios y los síntomas molestos de náuseas y fatiga tienden a desaparecer.
  • El aumento de vasos sanguíneos en el embarazo puede provocarte en la nariz sangrado al sonarte (epistaxis) y a su vez sangrado en las encías (gingivorragia).
  • Es factible que te sientes preocupada por el futuro, por ello te recomendamos que primero disfrutes estas 14 semanas de embarazo que traen cambios positivos para ti y que compartas con tu pareja tus dudas y empiecen juntos a proyectar la llegada del bebé.

Consejos en las 14 semanas de embarazo:

  • Evita en lo posible los baños de vapor y saunas, ya que hacen que tus vasos sanguíneos se dilaten y el corazón aumente en vano su trabajo.
  • Coloca en el piso de la ducha y la bañera tapetes antideslizantes, ya que puedes resbalar y un golpe en esta etapa podría ser muy perjudicial para tu bebé.
  • En la etapa de embarazo hay una mayor vascularización lo que provoca el engrosamiento de las encías, las cuales empiezan a sangrar cada vez que cepillas los dientes; por tanto te recomendamos que utilices un enjuague bucal para encías sensibles y que el cepillo sea de cerdas blandas. Así mismo es importante que programes citas al odontólogo periódicamente con el fin de que prevengas cualquier caries o foco de infección.
  • Si no te has realizado la primera ecografía, la cual puedes hacer a partir de la semana 6 de embarazo, te aconsejamos que máximo esta semana la realices. Recuerda que además de verlo y saber que todo va bien, podrás escuchar el corazón de tu bebé que late dos veces más rápido que el tuyo.

Atenta a las 14 semanas de embarazo

 

Sexo en el segundo trimestre de embarazo:

Seguramente llegadas las 14 semanas de embarazo sientes que el deseo sexual ha aumentado, esto se debe a que existe una mayor afluencia de sangre en los vasos localizados alrededor de la vagina, logrando que seas más receptiva a los impulsos sexuales. Además tu preocupación por perder el bebé ha disminuido junto con los molestos síntomas de náuseas y cansancio.

Las mucosas de los genitales en este momento están más sensibles, así que lo mejor es una penetración suave, donde se estimulen zonas erógenas para lograr un orgasmo que en esta etapa será más intenso y con repeticiones frecuentes.

Aunque tu barriguita no ha aumentado significativamente en estas 14 semanas de embarazo, sabemos el miedo que tienes tú y tu pareja de hacerle daño al bebé así que queremos recomendarte dos posturas que te ayudaran a sentirte más tranquila:

  • Sentados de frente: La mujer debe estas encima siempre, esto ayudará a que controles el ritmo e intensidad de los movimientos.
  • Tumbados de costado: Tu pareja está detrás de ti, evitando que el peso no presione tu barriguita.

En esta etapa es importante que no pierdas la conexión con tu pareja, que los dos disfruten de un momento íntimo sin preocupaciones ya que a menos que tengas alguna restricción médica, tener relaciones sexuales en el embarazo es seguro tomando las debidas precauciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar